Waste Watch: El compromiso global que nos mueve

Published on : 14/09/22
  • 29 de septiembre, día internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

    Según datos entregados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se calcula que a nivel mundial un tercio de todos los alimentos son desperdiciados. Esto es el equivalente a un aproximado de 1.300 millones de toneladas de comida. Por su parte, hoy en día, casi mil millones de personas sufren de hambre. También, estas pérdidas de alimento representan un mal uso de la utilización de recursos de producción, tales como mano de obra, agua, energía y tierra, entre otros. Esto supone un aumento innecesario de emisiones de gases de efecto invernadero.

    Sodexo se constituye como una empresa líder en la entrega de servicios de calidad de vida que busca un desarrollo basado en un enfoque constante en la eficiencia y la sostenibilidad, y que ha puesto desde sus inicios la responsabilidad corporativa al centro de todas sus operaciones y que se ha orientado hacia el crecimiento de impacto positivo. Por lo mismo, no ha tenido un rol pasivo frente a estas adversidades globales.

    LOS DESAFÍOS SON CONSTANTES

    Las acciones realizadas por Sodexo no tienen solo la finalidad de mitigar su huella en el medio ambiente y en la sociedad, sino también están basadas en el trabajo constante y en la labor activa de creación e implementación de acciones de impacto positivo que buscan generar el mayor valor posible con soluciones conscientes, eficientes y rápidas para quienes se puedan ver afectados/as por su actividad.

    Uno de los tantos compromisos de responsabilidad corporativa con los cuales Sodexo busca ser un agente de cambio en el mundo empresarial, es la promoción del uso sostenible de los recursos. Hoy en día la empresa, alineada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, se rige bajo el paraguas de Better Tomorrow 2025, la hoja de ruta de la compañía que nace como respuesta a los grandes problemas mundiales y que se centra en nueve compromisos basados en el impacto de sus operaciones. Este proyecto fue implementado gracias a un plan de reforzamiento y de fomento de la cultura de comportamiento laboral y empresarial responsable.

    Como parte de lo anterior, Sodexo decide instalar tanto a nivel mundial como local, un innovador programa de prevención de desperdicio de alimentos basado en datos, llamado Waste-Watch, el cual mide, controla y reduce los residuos orgánicos dentro de los sitios operacionales, con el fin de dar cumplimiento al compromiso de la compañía sobre producción y consumo responsable de recursos.

    ‘’El tener conocimiento de cuánto alimento se está desperdiciando, nos permite tomar iniciativas previas en favor de la reducción de residuos mediante una mejor gestión. Esta herramienta busca impulsar un cambio de conducta verdadero dentro de los equipos de trabajo, en clientes y consumidores/as.’’

    Carolina Bustos, Jefa de Responsabilidad Social Corporativa

    WASTE-WATCH otorga a Sodexo, a sus socios/as, trabajadores/as y clientes la misión de enfocarse en un presente y futuro sostenible y sustentable, e impulsa a todos/as quienes forman parte de la empresa a continuar trabajando cada día de manera responsable y consciente, obteniendo como resultado múltiples y transversales beneficios.

    El desarrollo de este programa y de todas las acciones en favor de la sostenibilidad dentro de Sodexo han significado el denominado Triple Impacto Positivo: Social, Ambiental y económico.

    LOS BENEFICIOS QUE HA TRAÍDO LA IMPLEMENTACIÓN DE WASTE-WATCH EN DIFERENTES SITIOS OPERACIONALES DE CHILE AL MINIMIZAR AL MÁXIMO LOS DESPERDICIOS

    La correcta utilización de la herramienta ha dado como resultado la reducción de hasta un 30% de los residuos orgánicos en pocos meses desde su implementación, lo que supone un gran avance en materias de desarrollo sustentable.

    Además, ha generado numerosos beneficios directos para los sitios y clientes, tales como el ahorro en costos de alimento -debido a que la compra se reduce a solo lo que se utiliza para cocinar-, un incremento de valor con el cliente y su ventaja competitiva -debido a la innovación-, mayor eficiencia en las operaciones -dado a que el personal requiere de menos tiempo en preparar alimentos- y, por sobre todo, un impacto ambiental positivo dada la disminución de los gases de efecto invernadero y el ahorro del agua.

    ‘’Al satisfacer las necesidades del presente, no se debe comprometer la capacidad de los recursos utilizados, puesto que ello significa comprometer a las futuras generaciones, al medioambiente, a la economía y al bienestar de las personas. Como empresa tenemos el deber de tomar cartas en el asunto y responsabilizarnos de modo activo frente al impacto que las empresas generan. Más aún si, como Sodexo, nos basamos en ofrecer un servicio de alta calidad.’’ Agregó Carolina Bustos.