Formación Vocacional

Las habilidades laborales facilitan la exitosa reinserción en la sociedad. Permiten a los reclusos fijarse metas y tener sólidas posibilidades de trabajo al salir de prisión. ¡Muchas veces, es posible aprender un oficio en prisión!

Preparación laboral para el mundo exterior

Nuestros expertos diseñan programas para facilitar la rehabilitación laboral, limitar la reincidencia y preparar al recluso para su libertad. 

Dado que todos somos diferentes, consideramos que es importante evaluar las necesidades de cada presidiario para desarrollar un programa personalizado, previa consulta con la administración penitenciaria. El programa está diseñado para alentar la rehabilitación laboral continua: ayudamos a los reclusos a desarrollar habilidades y aptitudes necesarias para la vida cotidiana, y a aprovechar los módulos de formación y las ofertas laborales. Esta es la metodología que adoptamos en Francia, por ejemplo, a través de un original programa específico de rehabilitación denominado Inserxo

En la prisión Forest Bank del Reino Unido, organizamos un taller de capacitación conocido como “Food for thought” (Alimento para pensar). En una cocina profesional, los presidiarios aprenden a planificar comidas y adquieren experiencia y aptitudes importantes para maximizar sus probabilidades de encontrar empleo al salir de la cárcel. En términos generales, en los casos en que ofrecimos una combinación de vivienda, formación y una cuenta bancaria, el índice de reincidencia para este grupo de presidiarios cayó de 67 a 37. Una notable reducción.