Janet Awad: "La Sofofa necesita de nueva energía y un mejor balance generacional y de género"

21 noviembre 2017

Nuevo Comité Ejecutivo que lidera Bernardo Larraín Matte tendrá esta semana su primera reunión.

Janet Awad: "La Sofofa necesita de nueva energía y un mejor balance generacional y de género"

Janet Awad no era del círculo más cercano del nuevo presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte. Sin embargo, el director de Colbún y ahora timonel de la industria la invitó a su mesa directiva como su primera vicepresidenta, cargo que nunca había sido ocupado por una mujer en los 133 años del gremio. La Region Chair de la multinacional Sodexo aceptó el desafío y quiere empujar con fuerza los temas de diversidad y la inclusión de la mujer en el ámbito privado y público. Esta semana, de hecho, el Comité Ejecutivo tendrá su primera reunión y partirá así el trabajo del nuevo equipo. Sobre el proceso eleccionario recién finalizado, afirma que la institución salió fortalecida y que las diferencias de opiniones son normales y parte del proceso.

-¿Por qué decidió sumarse al proyecto de Bernardo Larraín?

"Cuando se inició el proceso (electoral) había dos candidatos, y tanto Bernardo (Larraín) como Rodrigo (Álvarez) eran muy buenas opciones, lo que me movía a tratar de entender lo que había detrás de cada una de sus propuestas. Me interesaba, y me interesa, un enfoque de cambio, renovación, y de dar un nuevo aire a la Sofofa. Tuve la posibilidad de acercarme primero al programa de Bernardo, tuvimos algunas reuniones y acceso a la información que él compartió con todos los consejeros. En general me sentí muy identificada con las temáticas de interés, los focos que se querían dar y lo que se quiere imprimir. Era una oportunidad de dar un salto distinto a lo que se venía".

-¿Por qué cree que Larraín pensó en su nombre para el cargo?

"Yo no era del grupo cercano de Bernardo. Obviamente nos conocíamos y teníamos relaciones cordiales, pero nunca más allá de eso. El día que me llamó para que conversáramos y proponerme esto, le dije '¿por qué a mí?, ¿qué tengo que hacer?, ¿dónde está la descripción de mi cargo?'. Quiero creer que hay detrás de esa decisión haber tratado de incorporar a personas distintas, tener un equipo más complementario. Seguramente eso se sumó al hecho de que yo también he tenido un rol súper activo y participo mucho en el tema de empujar la diversidad, sobretodo la inclusión de la mujer en el ámbito privado y público".

"El primer Comité Ejecutivo será esta semana y tenemos que ver cómo vamos poniendo los focos, así que estoy atenta y expectante de todo".

-Tras la última elección, hoy las consejeras mujeres en la Sofofa ascienden a nueve, de un total de 127. ¿Queda satisfecha con ese resultado?

"Obviamente siempre el número hay que mirarlo en relación con la población total. Hoy hay más de 100 personas que son de un género y, a pesar de que se ha avanzando, las mujeres representan solamente el 7%. Evidentemente es insuficiente. En ese aspecto creo que sí ha habido desde la presidencia anterior una declaración de interés de decir que es importante hacer una mayor inclusión de género, pero no es suficiente. Ahí es donde tenemos que pensar de manera mucho más creativa, en ver cómo podemos ampliar este grupo de representación dentro de la Sofofa para poder realmente dar un dinamismo distinto".

"Cuando las organizaciones tienen un mejor balance, cuando hay mujeres en una mesa de discusión, en un comité directivo, hay una sensibilidad mucho mayor frente a distintos temas".

-¿Qué temas de la agenda programática que presentó Larraín le interesa impulsar?

"Voy a participar en el equipo de trabajo que tiene que ver cómo impulsar la pequeña y mediana industria. Todo lo que hagamos tienen que ser acciones duraderas, sustentables en el tiempo. Acá no se trata de hacer cosas para salir bonito en la foto y que después no tenga ninguna factibilidad real de perseverar en el tiempo".

-¿Cree que la Sofofa salió dañada del proceso de elecciones?

"Obviamente hay situaciones y temas contingentes que siempre afectan las instituciones, pero no siento que haya habido un daño a la institucionalidad. Diferencias de opiniones son normales cuando tienes más de 100 personas con miradas absolutamente distintas. No necesariamente los candidatos que existían los representaban en su totalidad. Hay que saber que para dirigir la Sofofa, la primera característica es que hay que ser valiente. La valentía que tuvieron Bernardo y Rodrigo en su minuto, cuando también expresó su disposición a ser candidato, es algo que hay que valorar".

"Esta es una institución que necesita de nueva energía y no solamente un mejor balance en el tema de género, sino que también un balance generacional. Hay un camino que está partiendo, pero todavía queda mucho por hacer".

-Es probable que más de alguna vez tenga que participar en el Comité Ejecutivo de la CPC en reemplazo de Larraín. ¿Cómo espera que sea la relación entre la CPC y la Sofofa ahora?

"Somos primos-hermanos y tenemos que trabajar muy cercanos, muy conectados y alineados".

Volver al listado